¿Por qué es esencial tener un fondo de emergencias? Y los primeros pasos para crear el tuyo

Actualizado: 13 jun


ahorro, fondo de emergencia, educación financiera, finanzas, finanzas personales

Cuando iniciamos por el camino de la educación financiera lo primero que escuchamos es sobre tener un "Fondo de emergencia", esto para poder tener un respaldo financiero para esos momentos en los que se nos presenta un imprevisto como, por ejemplo: una enfermedad, un accidente, un teléfono descompuesto, un fallo en el auto, etc.


Desde incidentes muy pequeños hasta accidentes severos nadie está exento de una emergencia financiera, por lo que los Fondos de Emergencia son una herramienta FUNDAMENTAL.


Pero ¿Qué es un Fondo de Emergencia?


Un fondo de emergencia es un tipo de ahorro que nos permite afrontar imprevistos no presupuestados. Aportando así una seguridad y estabilidad financiera, esto para apoyarte a superar un periodo difícil económicamente sin tener que pasar por el estrés y preocupación que tienden a generar estos incidentes.


Normalmente este ahorro esta guardado en una cuenta bancaria destinada a estos gastos inesperados. La idea es asignar un presupuesto mensual a este ahorro para que así podamos con mayor facilidad tener el control de crecimiento de nuestro ahorro. Lo recomendado es utilizar una cuenta distinta a la que utilizamos diariamente o bien hacer uso de un apartado dentro de la misma dónde nuestro dinero se encuentre resguardado y no podamos gastarlo.


Ahora que ya sabemos que es un fondo de emergencia, nuestro siguiente paso es aprender a crear tu propio fondo.


A continuación, te dejaremos los pasos principales para que tú mismo puedas crearlo conforme a tus necesidades.


1. Analiza tus finanzas personales:


Este es el primer paso y el más importante ya que con toda esta información serás capaz de calcular los siguientes aspectos y como impactan en tu economía; como lo son los gastos fijos, gastos variables, la cantidad de dinero que percibes al mes, etc. Y con esa base priorizar tus gastos dejando así un monto que destinaras a tu fondo de ahorro.


2. Define tú presupuesto:


Gracias a este podrás determinar por cuánto tiempo ahorrar, cuánto ahorrar y te da pie a pensar en que funciones podría tener tu fondo de emergencia. No existe una regla para establecer el presupuesto, pero si debes considerar tus necesidades y prioridades antes de determinarlo, aunque los expertos coinciden en que debería de ser entre 3 y 6 meses de gastos fijos (no salario ya que no generarías la misma cantidad de ingresos en caso de, por ejemplo: perder tú empleo).


3. Determina dónde vas a guardar lo que ahorres:


Muchas personas sugieren abrir una nueva cuenta bancaria que sea específicamente para ese ahorro y les genere un pequeño rendimiento en su banco, mientras que otras simplemente la dejan en un apartado en su cuenta bancaria para poder disponer de este en cualquier momento.


4. Crea tu plan Financiero:


Existen múltiples formas de armar tu plan financiero, ya que se puede ir construyendo periódicamente y ajustándolo a los gastos que tengas mes con mes o bien ajustar tus gastos a este plan. Para esta opción hay infinidades de ejemplos a usar como lo es el 50/30/20, sin embargo, esto depende de las necesidades de cada uno y realizando el análisis financiero que mencionamos anteriormente.

5. Recuperar lo gastado:


En caso de que hayas hecho uso de tu fondo de emergencia, es muy importante que no olvides recuperar lo que usaste para que en algún imprevisto futuro que pudieras presentar tengas la seguridad de que podrás disponer de ese fondo completo o parcial, esto te ayudará a que el fondo siempre actúe como "colchón" o bien cubra el imprevisto sin afectar tu economía ni tu bien emocional.


Ahora que sabes cómo funciona el fondo de emergencia y los pasos más importantes a considerar antes de crear el tuyo, de parte de Monific esperamos que los puedas poner en práctica, para poder prevenir cualquier imprevisto que se te presente.