Capacidad de endeudamiento ¿Qué es y cómo calcularlo?


Es muy común que hayas escuchado hablar de la “capacidad de endeudamiento” hasta que te ves en la necesidad de solicitar un préstamo. Sin embargo, son muchas las personas que no tienen identificado cuánto es lo que pueden destinar al pago de una deuda mes con mes, debido a que no llevan una buena administración de sus ingresos y gastos.


¿Qué es la capacidad de endeudamiento?


Es el capital máximo por el que una persona se puede endeudar sin poner en riesgo su integridad financiera, su solvencia económica o el capital que representaría la imposibilidad de pago a sus acreedores.


¿Cómo calcular la capacidad de endeudamiento?


Los expertos calculan que el límite de capacidad de endeudamiento entra entre el 35% y el 40% de los ingresos netos mensuales.


La capacidad de endeudamiento es relativamente fácil de estimar; es el resultado de la resta de los ingresos totales y los gastos fijos en un mes.


  • Ingresos totales: Se consideran ingresos totales todos los beneficios o las utilidades monetarias que entran, derivados de una actividad laboral comercial o profesional. También se consideran rendimientos de inversiones, pagos de trabajos adicionales o cualquier otro ingreso extra.

  • Gastos fijos: Son aquellos que mes con mes debes pagar, por ejemplo: alimentación, transporte, servicios, deudas, educación, renta, entre otros.

  • Gastos variables: Son todos aquellos que dependen de nuestro consumo en el mes: Servicios (luz, agua, gas, entretenimiento, etc.)

Existe una fórmula matemática precisa para calcular tu capacidad de endeudamiento:


(Ingresos Mensuales – Gastos Fijos) x 0.40


Por ejemplo:

  • Capacidad de endeudamiento = ($20,000 – $16,000) x 0.40

= $4,000 x 0.40

= $1,600


En este caso, una persona podrá cubrir cuotas mensuales para pagar su crédito de hasta $1,600 pesos mensuales. Además realizar esta operación nos ayudará a identificar cuánto es el monto que le podemos destinar al ahorro o inversión

($4,000 - $1,600 = $2,400).

Es importante analizar cuánto dinero de nuestros ingresos corresponden a los gastos para poder cumplir con las obligaciones y no adquirir deudas que no podamos afrontar, ya que no solo nos afectan económicamente sino también en cuestión personal y emocional.